En Cuba como en todas partes también hay días feriados. No somos de los que más tenemos oficialmente pero en realidad cualquier día puede tornarse off si te lo propones…

En realidad suelen ser jornadas monótonas en las que las amas de casa aprovechan para hacer más de lo mismo y los más pequeños se sumerjen en la tele, exceptuando el fin de año que sí se aprovecha para “inventar” una fiesta, visitar amigos y darles las felicitaciones por el nuevo advenimiento.

Estos son esos días en los que “no se trabaja”

– 1ro de Enero: Día de la Liberación, junto con el 31 de diciembre en el que también se celebra la llegada del nuevo año y el 2 de enero;

– 1ro de Mayo: Día del Trabajo;

– 26 de Julio: Día de la Rebeldía Nacional, junto con el 25 y 27 del propio mes;

– 10 de Octubre: Aniversario del inicio de las Guerras de Independencia en 1868

– 25 de Diciembre: Celebración de la Navidad, a partir de la visita del Papa Juan Pablo II a La Habana en enero de 1998

A niveles legales esto es lo que sucede:

El Código de Trabajo, Ley No. 49 define más o menos: A los trabajadores cuyas actividades recesan, en dependencia de la forma de pago, se les abona el salario promedio o diario, según corresponda.

Se exceptúan de este receso las labores relacionadas con la zafra azucarera y otros trabajos agropecuarios urgentes, industrias de proceso de producción continua, labores urgentes de la cadena puerto-transporte-economía interna, servicio de transporte y su aseguramiento técnico indispensable, hospitalarios y asistenciales, farmacias y expendios de gasolina de turno, funerarias, jardines vinculados con estas y cementerios, hoteles, albergues, comunicaciones, transmisiones de radio y televisión, centros de recreación y atracciones turísticas, acopio y distribución de leche, y demás servicios públicos básicos y actividades de pesca y otras autorizadas por la ley.

A los trabajadores que laboran o que se les ha habilitado como laborables estos días, se les abona el pago doble del salario que les corresponde, por el trabajo realizado.

Existen otras conmemoraciones que aunque no interrumpen las actividades laborales, son de importancia para la población a nivel político y social, entre ellas están: el día de la mujer; el día de las madres y el día de los padres, el día de los niños, los aniversarios de las desapariciones físicas de Camilo Cienfuegos y el Che Guevara, el aniversario de la victoria en Bahía de Cochinos o Playa Girón, el aniversario de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), los aniversarios de nacimiento y muerte de José Martí, Carlos Manuel de Céspedes, Antonio Maceo, el día de los pioneros, entre muchos otros.

Aunque no sean feriados, hay muchos días que se conmemoran. En una sociedad altamente politizada, no olvidar como fuimos fundados es de extrema significación para mantener en alto esos principios tan debatidos constantemente.

Anuncios