Cómo enviar los documentos

¡Siempre surge una estrella! Esta debería convertirse en una frase celebre!

A mi amiga Croalia alguien le comentó que hablara con la gente de la embajada del país de la beca a la cual ella estaba aspirando y así lo hizo. Una mano colaboradora (al fin…) le dijo que le llevara los  documentos, que ella se los podía enviar sin problema. Por una vez en la vida algo que no fuera problemático. Así lo hizo Croalia y 15 días más tarde su documentación estaba en el lugar de destino y aparentemente sin problemas. Ahora a concluir el relleno de formas en Internet y a esperar los resultados.

Entre otras cosas le enviarían desde la escuela solicitada un exámen que tendría que responder en 24 horas, teniendo en cuenta su hora oficial y la del país de origen de este. Hmmm, el exámen fue una pasadita, de esos que cuando los ves no tienes ni idea de que te están preguntando y entiendes que eso mismo que te preguntan es lo que se supone que ellos te enseñarán. De todas formas cuando este llegó ella puso manos a la obra y luego de algunas consultas con amigos y demás respondió la mayoría de sus preguntas y lo envió no sin un cúmulo de dudas de por medio.

Una vez dada la respuesta vio que tenía el puesto 14 en la lista y solo se otorgaban 7 plazas, así que tenía que desaparecer un montón de gente antes que ella pudiera acceder a uno de los puestos. Finalmente su beca no fue aprobada, pero ella esperaría al próximo año o a encontrar otros sitios donde “la cosa” fuera más fácil y tuviera más oportunidades y en definitiva esto sucedió…

Anuncios