Comentaba el otro día que me estaba preparando para participar en parte de la “Campaña contra la homofobia” a realizarse aquí en La Habana. Finalmente nos reunimos un grupo de amigos y allá nos fuimos, porque el ser testigo de un evento de esta naturaleza, puede combinarse con un día de playa, no? Pues así lo hicimos, y eso precisamente fue lo que nos encontramos, bastante gente reunida sí, pero un día de playa como otro cualquiera.

La mayoría, como nosotros, se quedó esperando la actividad y según algunos que quizás estaban más informados, esta no se realizó por falta de presupuesto. No sé qué significa esto realmente, pero supongo que lo del presupuesto consiste en no tener dinero para transportar algunos equipos de audio, repartir unos condones y hacer algún discurso a tono con la ocasión, que fue en definitiva lo que tengo entendido se hizo el año anterior. En fin, una vez más las expectativas de todos los que tienen esperanzas de algún avance en este sentido se desvanecen o se posponen según dicen ahora, para el mes de agosto. Una lástima, porque queda mucho por hacer…

Ps: La foto desgraciadamente pertenece a lo celebrado el año anterior 😦

Anuncios