Esto de los nombres en Cuba parece un experimento científico. Recuerdo cuando era pequeña como en la escuela, que es donde conoces a más niños de tu edad se formaban tremendos líos cuando se trataba de este tema. Encontrabas todos y en todas las variantes. Hubo una época en la que los nombres hispanos eran más comunes, (eso fue antes que yo fuera niña…! :)), llovían los Josés, Antonios, Marías, etc.

Más tarde entramos en otra etapa: la soviética (rusos?), y con ellos los Vladimires, Boris e Igores. Ya en mi etapa más joven comenzaron los nombres con Y (creo que esta fue una tendencia latina en general), y entonces eran torrentes de Yanets, Yusimis, Yurisleidys y otros miles. En mi escuela nos aprendíamos los apellidos, (en la mía había como tres Yanets diferentes). Tengo una amiga que me cuenta que en la suya, que estaba en el Vedado, les llamaban Yanet 2 o Yanet 4, significando que una vivía en la Calle 2 y la otra en la Calle 4.

Luego apareció otra tendencia, los nombres en inglés. Hay por ahí algunas Madonnas, pero más aun tenemos las Ladys, en todas sus variantes cuando se traducen al español y te encuentras Leidys, Misleidys y demás, o entonces tropiezas con las Surelys (surely en inglés) o Usnavys (que refiere a la señalización que según dicen hay en la Base Naval de Guantánamo y que indica U.S. NAVY).

Después conocimos otra etapa, la de los nombres al revés y aparecieron los Odlanier (Reinaldo), Groslami (Milagros), Mairim (Miriam) o más salvaje aun, agarrar una parte del nombre de la madre y otra del padre y formar algo como Glofer de Gloria y Fernando.

Un poquín, pero solo un poquín más tarde y con la aparición de las telenovelas entramos en la etapa de los nombres de los personajes o sus actrices y actores, así tenemos variantes de Bella, de la telenovela “Doña Bella” o Viriato, de alguna otra. Este estilo ha llegado hasta las “Paladares” (restaurantes privados), nombre que surgió de aquella que no recuerdo el nombre pero en la cual la protagonista creó un emporio al que le llamó así.

Ya más reciente encontramos una tendencia hacia lo nacional y lo hispano, regresan entonces los Josés pero mezclados ahora con Haila, la cantante de salsa o pop o lo que sea que cante…., entre otros.

En alguna medida esto de los nombres tiene su “swing” y su historia atractiva, pero en serio, no, no, en serio!!, da al traste con los recursos de memoria de las personas. Es por eso que casi nunca recuerdo el nombre de nadie y es que cuando lo mencionas parece que estas hablando o de una medicina o de cómo nombraron al nuevo meteorito que encontró la NASA….

Anuncios